Saltar al contenido

Coulant de Chocolate y Café

Descubre todos los secretos de esta receta para hacer un maravilloso Coulant de chocolate y café, ideal para comer como postre o como meriendas.

receta de coulant de chocolate y café

Receta de coulant de chocolate y café

Ingredientes

  • Chocolate negro para postres, 220 gramos
  • Mantequilla sin sal, 170 gramos
  • Harina de repostería, 50 gramos
  • Azúcar, 50 gramos
  • Huevos, 5 grandes
  • Café, 100 ml
  • Sal fina

Preparación de coulant de chocolate y café

Vamos a empezar a preparar esta receta de Coulant de chocolate y café precalentando el horno a una temperatura de 200ºC, ya que así aprovechamos mientras tanto para hacer la masa de la receta.

  1. Mientras tanto vamos a preparar también el café, para tenerlo recién hecho. Y además dejamos listos los moldes para hornear los Coulant de chocolate y café, untando un poco de mantequilla y margarina sobre las paredes y base y espolvoreando después harina.
  2. En un recipiente amplio vamos a echar el chocolate troceado, dejando un trozo del mismo por cada uno de los moldes que hayamos preparado.
  3. Encima de ese chocolate troceado vamos a echar el café recién hecho, lo que hará que el chocolate comience a derretirse, así que removemos un poco para mezclarlos bien.
  4. Si necesitas darle un toque de microondas para que se funda del todo, hazlo, pero déjalo bien mezclado.
  5. Después vamos a echar en esa mezcla la mantequilla, que debes tenerla un rato antes fuera de la nevera para que se ablande, el azúcar y los huevos, y batimos bien con unas varillas hasta formar una mezcla homogénea y cremosa.
  6. Luego hay que echar la harina tamizada, y mezclarla bien sin que queden grumos, obteniendo una masa espesa, que será con la que hagamos los Coulant de chocolate y café.
  7. Rellenamos algo menos de la mitad los moldes con la masa que hemos obtenido, colocamos un trozo de chocolate del que apartamos sobre la misma y acabamos de rellenar los moldes, y los metemos en el horno durante unos 13-14 minutos que se hagan bien.
  8. Cuando los saques del horno, deja templar un par de minutos y sírvelos o bien en el molde o bien desmoldados en un plato, y espolvorea si quieres un poco de azúcar glas por encima.
  9. Y sírvelos en caliente para disfrutar de todo su sabor.